El uso de un buen protector nos puede ahorrar más de un disgusto. Proteger el colchón es básico, por higiene y para dormir de forma saludable. El cuerpo humano suele transpirar durante la noche un promedio de 1/2 litro a litro de sudor, que va a parar a la ropa de cama y al colchón, poder proteger el colchón hará que se conserve mejor y dure más años en un estado óptimo para la salud.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.